miraCLIKEA para ver galeria de fotos CLIK .LAURA LEGAZCUE bailarina y coreografa fotos-OREMOS POR NUESTRO PAIS-
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua)------------------la primer CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua) que fue jurado del Metropolitano de Tango y del Jurado Mundial ,por merito propio,ahora seleccionada como "maestra reconocida mundialmente",dara un Seminario de Alta Intensidad en el Mundial.No solo es futbol mundial el Uruguay."Tanguera Ilustre de Buenos Aires" "Condor de Oro de San Luis,Argentina....Quien es? L.L. pasion,voluntad y tecnica.Tecnica,voluntad y pasion.Abriendo caminos para Uruguay,embajadora cultural de este Paisito que es un gran Pais con mayuscula. -------------------------------------------------------------- Ver .The one,en Apoteosis Tanguera,España..........................................................................................................................

lunes, 26 de septiembre de 2011

ZENITH-Papa a los judíos: debemos poner en común nuestras lecturas de la Biblia Encuentra a los representantes de la Comunidad judía en la sede del B

Papa a los judíos: debemos poner en común nuestras lecturas de la Biblia

Encuentra a los representantes de la Comunidad judía en la sede del Bundestag

BERLÍN, jueves 22 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- “Judíos y cristianos tienen una responsabilidad común para el desarrollo de la sociedad, que entraña siempre una dimensión religiosa”, afirmó el Papa Benedicto XVI hoy jueves por la tarde al encontrarse en el Bundestag con un grupo de representantes de la comunidad judía alemana.
En el contexto de “una sociedad cada vez más secularizada”, el Pontífice subrayó la importancia del “mensaje de esperanza” transmitido por los libros de la Biblia judía y del Antiguo Testamento cristiano.
Aunque es verdad que el mensaje “ha sido asimilado y desarrollado por los judíos y los cristianos de modo distinto”, y que esto ha provocado “siglos de contraposición”, para el Papa es necesario “que estos dos modos de la nueva lectura de los escritos bíblicos –la cristiana y la judía– entren en diálogo entre sí, para comprender rectamente la voluntad y la Palabra de Dios”.
Este diálogo, añadió, “debe reforzar la esperanza común en Dios”, porque “sin esa esperanza la sociedad pierde su humanidad”.
Igualmente, el Papa exhortó a los cristianos a darse cuenta cada vez más de su “afinidad interior” con el judaísmo.
“Para los cristianos, no puede haber una fractura en el evento salvífico. La salvación viene, precisamente, de los Judíos”.
“Cuando el conflicto de Jesús con el judaísmo de su tiempo se ve de manera superficial, como una ruptura con la Antigua Alianza, se acaba reduciéndolo a un idea de liberación que considera la Torá solamente como la observancia servil de unos ritos y prescripciones exteriores”.
El Discurso de la montaña “no deroga la Ley mosaica, sino que desvela sus recónditas posibilidades y hace surgir nuevas exigencias; nos reenvía al fundamento más profundo del obrar humano, al corazón, donde el hombre elige entre lo puro y lo impuro, donde germina la fe, la esperanza y la caridad”.
Progresos
El Papa constató “con vivo aprecio”, que el diálogo de la Iglesia católica con el judaísmo “se está profundizando”, así como el desarrollo de “relaciones duraderas” que “manifiestan cómo ha crecido la confianza recíproca”.
“La Iglesia se siente muy cercana al Pueblo hebreo”, afirmó. “Con la Declaración Nostra aetate del Concilio Vaticano II, se comenzó a "recorrer un camino irrevocable de diálogo, de fraternidad y de amistad”.
“Esto vale obviamente también para la Iglesia católica en Alemania, que es bien consciente de su particular responsabilidad en esta materia”, destacando iniciativas como la “Semana de la fraternidad” - organizada cada año en la primera semana de marzo por las asociaciones locales para la colaboración judeocristiana, los “encuentros anuales entre obispos y rabinos” y los “coloquios estructurados con el Consejo central judío”, además del “histórico encuentro” judeocristiano celebrado en Alemania en marzo de 2006”.
“Al mismo tiempo – afirmó –, todos tenemos claro que una comunión amorosa y comprensiva entre Israel y la Iglesia, en el respeto recíproco de la identidad del otro, debe crecer todavía más y entrar de modo más profundo en el anuncio de la fe”.
Memoria
El obispo de Roma recordó el discurso que hace seis años, durante su visita a la Sinagoga de Colonia, le dirigió el rabino Teitelbaum, que habló de la memoria como de “una de las columnas necesarias para fundar sobre ellas un futuro pacífico”.
“Hoy me encuentro en un lugar central de la memoria, de una espantosa memoria: desde aquí se programó y organizó la Shoah, la eliminación de los ciudadanos judíos en Europa”, afirmó el Papa, pues el lugar del encuentro, el Bundestag, fue también la sede del Reichstag nazi.
“El régimen de terror del nacionalsocialismo se fundaba sobre un mito racista, del que formaba parte el rechazo del Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, del Dios de Jesucristo y de las personas que creen en él”.
“Cuando no se respeta a este Dios único, se pierde también el respeto por la dignidad del hombre”, declaró Benedicto XVI.
“Las horribles imágenes de los campos de concentración al final de la guerra mostraron de lo que puede ser capaz el hombre que rechaza a Dios y el rostro que puede asumir un pueblo en el "no" a ese Dios”.
Desde el antiguo Reichstag, recordó el Papa, partió también el “pogrom” de 1938, la famosa “Noche de los cristales rotos”.
Sin embargo, el Papa quiso recordar también que “unos pocos percibieron en su totalidad la dimensión de dicho acto de desprecio humano, como lo hizo el Deán de la Catedral de Berlín, Bernhard Lichtenberg, que desde el púlpito de esa Santa Iglesia de Santa Eduvigis, gritó: 'Fuera, el Templo está en llamas; también éste es casa de Dios'".
Envìa esta noticia a un amigo
arriba
Los escándalos deben llevar a la renovación en la Iglesia, dice el Papa

Gracias a la comprensión de que es de Cristo, no de sus hombres

BERLÍN, jueves 22 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha constatado abandonos en la Iglesia por los escándalos de sacerdotes, pero al mismo tiempo considera que esta crisis servirá para profundizar en su carácter de “pueblo de Dios”, “la red” de Cristo.
Fueron las sinceras palabras con las que el pontífice respondió en la mañana de este jueves a una de las preguntas de los periodistas, que le acompañaban en el vuelo Roma-Berlín, sobre los casos de abandono que se han dado en la Iglesia en Alemania, al conocerse delitos de abusos cometidos por clérigos.
“Ante todo”, el obispo de Roma propuso a los informadores “distinguir el motivo específico por el que se sienten escandalizados por estos crímenes, que se han registrado en estos últimos tiempos”.
“Puedo comprender --reconoció-- que, a la luz de estas informaciones, sobre todo si son personas cercanas, uno diga: ‘Esta ya no es mi Iglesia. La Iglesia era para mí fuerza de humanización y de moralización. Si los representantes de la Iglesia hacen lo contrario, ya no puedo vivir con esta Iglesia’.”
El pontífice explicó que en general los motivos de abandono de la Iglesia “son múltiples en el contexto de la secularización de nuestra sociedad”.
“En general –aclaró--, estos abandonos son el último paso de una larga cadena de alejamiento de la Iglesia”.
Para comprender este fenómeno, consideró que es necesario que los bautizados respondan a estas preguntas: “¿Por qué estoy en la Iglesia? ¿Estoy en la Iglesia como en una asociación deportiva, una asociación cultural, etc., en la que encuentro respuesta a mis intereses y si ya no es así me voy? ¿O estar en la Iglesia es algo más profundo?”.
Como respuesta, el pontífice, explicó que es “importante reconocer que estar en la Iglesia no quiere decir formar parte de una asociación, sino estar en la red del Señor, que, que pesca peces buenos y malos de las aguas de la muerte para llevarlos a las tierras de la vida”.
El sucesor del apóstol Pedro consideró que “puede ser que en esta red esté junto a peces malvados y lo siento, pero es verdad que no estoy aquí por éste o por el otro, sino porque es la red del Señor, que es algo diferente a todas las asociaciones humanas, una red que toca el fundamento de mi ser”.
Por tanto, el pontífice consideró que los abandonos plantean respuestas a las preguntas más fundamentales: “¿qué es la Iglesia? ¿Cuál es su diversidad? ¿Por qué estoy en la Iglesia, aunque se den escándalos terribles?”.
Si se responde a estas preguntas, consideró, “se puede renovar la conciencia del carácter específico de la Iglesia, pueblo de todos los pueblos, pueblo de Dios, y aprender así a soportar también los escándalos y trabajar contra los escándalos, formando parte precisamente de esta gran red del Señor”.
Por Jesús Colina
Envìa esta noticia a un amigo
arriba
La Santa Sede, contra la promoción del “aborto seguro” en países pobres

Rechaza que se desvíen al aborto las ayudas sanitarias necesarias para las mujeres

GINEBRA, martes 20 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- El Observador Permanente ante las oficinas de la ONU en Ginebra, monseñor Silvano Tomasi, mostró, en su intervención sobre mortalidad materna, en la 18ª Sesión del Consejo de Derechos del Hombre que se está celebrando en Ginebra, el rechazo total de la Santa Sede a la promoción del “aborto seguro” en los países pobres.
“Mi Delegación considera inaceptable cualquier intento de desviar los recursos económicos, tan necesarios, de estos eficaces intervenciones salva-vidas hacia programas más amplios para la anticoncepción y el aborto dirigidos a limitar la procreación de una nueva vida o a destruir la vida de un niño”, subrayó el prelado, en su intervención el pasado 15 de septiembre.
Monseñor Tomasi se refería al Informe sobre “Prácticas para la adopción de un enfoque basado en los derechos humanos para eliminar la mortalidad materna evitable y los derechos humanos” (A/HRC/18/27, 8 julio 2011), que se ha sometido a estudio en esta sesión de estudio.
En este informe se habla de las prácticas médicas adecuadas para combatir la mortalidad materna, con las que la Santa Sede se muestra de acuerdo, como la tutela de los derechos de las mujeres y las niñas, la extensión de la asistencia sanitaria, etc.
Sin embargo, afirmó, hay dos elementos propuestos por el Informe y definidos como “aspectos de buena praxis” para reducir la morbilidad y la mortalidad maternas, es decir “aumentar el acceso a la anticoncepción y a la planificación familiar” y resolver el problema del llamado “aborto no seguro para las mujeres”,
Ante esto, replicó el prelado, “la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha demostrado que en África las mujeres mueren sobre todo por cinco causas principales: patologías vinculadas a la hipertensión, falta de asistencia obstétrica, hemorragias, sepsis, infecciones y enfermedades conectadas con el VIH”.
“Las intervenciones realizadas para afrontar estas emergencias médicas incluyen la formación y el empleo de instrumentos obstétricos, la provisión de antibióticos y de medicaciones uterotónicas y mejoramiento del sistema de los bancos de sangre”, subrayó, declarando “inaceptable” que estos fondos se deriven a la anticoncepción y el aborto.
Responsabilidad de la familia
Mi Delegación considera que debe ser dirigida “una particular atención para que al marido y la mujer se les asegure la libertad de decidir responsablemente, libres de cualquier coacción social o legal, el número de hijos y el intervalo entre un nacimiento y otro”.
“La intención de los gobiernos y de las demás agencias no debería ser la de decidir por la pareja sino la de crear las condiciones sociales que les permitan tomar las decisiones correctas a la luz de sus responsabilidades frente a Dios, a sí mismos, a la sociedad de la que forman parte y al orden moral objetivo”, afirmó, citando la carta de Juan Pablo II al Secretario general de la Conferencia internacional sobre población y desarrollo de 1994.
Además, recordó que la Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Población, desarrollada en Ciudad de México en 1984 reconoció por unanimidad que “el aborto, que destruye la vida humana existente... no es nunca un método aceptable de planificación familiar”.
“Consideramos totalmente inaceptable que el llamado “aborto seguro” sea promovido por el Informe debatido en esta Sesión del Consejo de los Derechos del Hombre o bien, quizás de forma más significativa, por la Estrategia Global para la Salud de las Mujeres y de los Niños de las Naciones Unidas, puesta en marcha por el Secretario General de las Naciones Unidas en septiembre de 2010”, añadió.
Acción eclesial
Por otro lado, quiso recordar que la Iglesia católica apoya una amplia red de servicios sanitarios en todas las partes del mundo y, en particular, ofrece asistencia a comunidades pobres y rurales que a menudo se excluyen del acceso a los servicios promovidos por los gobiernos”.
Citó entre otros los servicios especializados en el tratamiento y reintegración social de las víctimas de la violencia doméstica, así como la promoción del desarrollo integral y la educación de las mujeres y de las jóvenes.
“Además las organizaciones católicas defienden, a nivel global, regional, nacional y local, políticas y prácticas dirigidas a tutelar los derechos de las mujeres y las niñas”, agregó.
En este sentido, afirmó que para reducir la mortalidad y la morbilidad materna es necesario en primer lugar “mejorar la condición de las mujeres, promoviendo la paridad entre hombres y mujeres, la eliminación de los matrimonios en edad precoz y la consiguiente promoción de la dilación en el inicio de las relaciones sexuales, mejoramiento de la condición social, económica, sanitaria y alimenticia de las mujeres y jóvenes y eliminación de algunas prácticas dañinas como la mutilación de los genitales femeninos y la violencia doméstica”.
Además, concluyó, es necesario reforzar “los sistemas sanitarios y de la asistencia sanitaria básica para mejorar el acceso y disfrute de obstetras válidos y asistencia obstétrica de emergencia en caso de complicaciones”, y “mejorar el seguimiento y valoración de las obligaciones estatales para garantizar la responsabilidad de todos los participantes y para llevar a cabo las distintas políticas”.
Envìa esta noticia a un amigo
arriba
De la Otra Memoria
ZENITH

No hay comentarios: