miraCLIKEA para ver galeria de fotos CLIK .LAURA LEGAZCUE bailarina y coreografa fotos-OREMOS POR NUESTRO PAIS-
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua)------------------la primer CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua) que fue jurado del Metropolitano de Tango y del Jurado Mundial ,por merito propio,ahora seleccionada como "maestra reconocida mundialmente",dara un Seminario de Alta Intensidad en el Mundial.No solo es futbol mundial el Uruguay."Tanguera Ilustre de Buenos Aires" "Condor de Oro de San Luis,Argentina....Quien es? L.L. pasion,voluntad y tecnica.Tecnica,voluntad y pasion.Abriendo caminos para Uruguay,embajadora cultural de este Paisito que es un gran Pais con mayuscula. -------------------------------------------------------------- Ver .The one,en Apoteosis Tanguera,España..........................................................................................................................

martes, 23 de agosto de 2011

película Cannes ovaciona 'La piel que habito' de Almodóvar tomándola por una comedia Un médico quiere vengar la violación de su hija inventando una

película

Cannes ovaciona 'La piel que habito' de Almodóvar tomándola por una comedia
Un médico quiere vengar la violación de su hija inventando una piel transgénica | "No, si acaso terror nervioso; el humor no era mi intención", avisa Almodóvar
Portada | 20/05/2011 - 00:00h
Salvador Llopart | Cannes

Enviado especial

16
comentarios
10182 visitas
Notificar errorTengo más InformaciónEnviar a un amigoImprimirReducir cuerpo de letraAmpliar cuerpo de letra 0 TEMAS RELACIONADOS


Festival de Cannes

MÁS INFORMACIÓN

Varias generaciones de chicas Almodóvar se citan en Cannes
Lars Von Trier, 'persona non grata' en Cannes Almodóvar presenta en Cannes La piel que habito, y lo hace como un relato de terror con aires de thriller y de ciencia ficción. Una historia basada en la novela Tarántula, del francés Therry Jonquet.

Y La piel que habito triunfa en Cannes, con grandes aplausos al acabar la proyección. El nuevo filme de Almodóvar, al que Cannes ya reconoció como mejor director por Todo sobre mi madre y, después, como mejor guionista por Volver, se convierte por derecho propio en una seria candidata a Palma de Oro tras el KO técnico de Lars von Trier.

Hasta aquí los hechos. Vayamos a las paradojas.

Uno aprecia en La piel que habito lo que tiene de desmesurado, de anacrónico, de encantador. Su desaliño emocional y sus giros inesperados. Un ejercicio desinhibido de nostalgia por un tipo de cine que no volverá. Uno destaca lo que tiene de almodovariano...

Pero como thriller, La piel que habito está falto de intensidad y de precisión. Como propuesta de ciencia ficción, es inocente, más propia de películas con científico loco dentro. Y respecto al horror, que es en lo que Almodóvar también pone el acento, bueno, lo mejor que se puede decir es que su horror es austero, concebido con un vago, ligero, forzado sentido de la opresión. En una atmósfera –apenas un caserón– abstracta, impersonal, sin humor.

Sobre todo sin humor.

Pero lo cierto es que... ¡la gente ríe durante la proyección! ¡Y disfruta con la propuesta como una comedia! ¡Obra maestra! ¡Obra maestra! ¿Qué decía Astérix en estos casos? “¡Estos romanos están locos!”¿Pero no quedábamos que era un thriller?

El mismo Almodóvar lo resaltaba al acabar la proyección: “A lo largo de mi carrera he ido pasando por varios géneros, de la comedia pop al melodrama, y ahora llego al thriller. Las reglas de los géneros no se respetan como antes, pero puede que en mi próximo trabajo incida en el thriller”.

“Vi muchas películas de terror de los años cuarenta y cincuenta –continúa– y busqué inspiración en las películas de Fritz Lang. Incluso pensé en hacerla a la manera de Lang más expresionista. En blanco y negro y muda”.

Un thriller, pues. Para Almodóvar. Y una película de horror. O no. Porque La piel que habito plantea situaciones chocantes, inesperadas, con humor inoportuno, de esas que incomodan al espectador sensible a las pasadas de tono. La historia es rocambolesca e implica a un cirujano plástico, inventor de una piel humana transgénica. Un científico llamado Robert Ledgard interpretado con austeridad gestual por Antonio Banderas, que así se reencuentra con su director fetiche después de más de veinte años.

El objetivo de este médico es la venganza del violador de su hija (Blanca Suárez) de una forma harto cruel e ingeniosa. La película es la historia de esa venganza e implica que el violador, llamado Vicente (Jan Cornet), acaba en manos del doctor, convertido en otra cosa que se parecerá mucho a Vera, prisionera de Ledgard, magníficamente encarnada por Elena Anaya.

Almodóvar, en el encuentro tras la proyección, habla, además de Fritz Lang, de Frankenstein y de Los ojos sin rostro, del francés George Franju, referencia inevitable del terror poético del filme. Pero el resultado final le recuerda a uno más Víctor o Victoria, por lo que tiene de ambigüedad sexual. Y avisado de esas risas a destiempo, asegura Almodóvar que la risa es libre y sigue mecanismos muy raros. Que ya le ha pasado en otras películas y que sí, que sus compradores yanquis le han dicho que es muy graciosa.

¿Terror gracioso?

“No, si acaso terror nervioso”, insiste Almodóvar. “El humor no era mi intención”, avisa.

Uno de los temas que toca el filme es el cambio de sexo. “A la gente transexual no le voy a recomendar que la vea, porque la transexualidad está aquí utilizada como una sofisticada forma de venganza”, explicó el cineasta. Y ahí alcanza otro de los ejes que, asegura, están detrás de su nuevo filme: la identidad, ser uno mismo. “Lo más terrible que existe es que te quieran cambiar”, dijo Almodóvar, quien señala que anteriormente la transexualidad había aparecido en su cine como algo natural, como consecuencia de intentar arreglar “un error que ha cometido la naturaleza”.

El gran tema de la película es que alguien con enorme poder está tratando de cambiar la identidad de otra persona de forma absoluta, radical. “Y no lo consigue, a pesar de todos sus conocimientos científicos”, comenta el director en referencia a la ciencia ficción del filme. “Hay algo, que se llama, no sé, lo que sea, digamos alma, espíritu, algo intangible y muy difícil de definir a lo cual la www.lavanguardia.com ciencia no va a llegar”.


"Te vas a convertir en un director japonés"
“Te vas a convertir en un director japonés”, le decía Antonio Banderas al director manchego mientras rodaban. “Después de estos años sin trabajar con Pedro, me he encontrado con un director más complejo, menos dado a los fuegos artificiales. Que me exigía esencialidad en el personaje”, comentaba ayer el actor. “No me dejaba hacer esos pequeños trucos de actor que dan los años y el oficio”, añadía. ¿Y las famosas peleas? “Nada de nada”, afirma. “Estás trabajando, y eso pide concentración. Separarse. Estar solo. ¡Pero de ahí a decir que nos hemos peleado...!”, comenta. Banderas ejerce también de productor, pues prepara el rodaje de tres películas en España. “Lo que más admiro de Almodóvar –concluye– es su decisión para seguir siendo el mismo. Mantiene su visión. Tiene momentos de duda, como cualquiera. Pero al final es él y sólo él el que decide, y eso lo admiro. Eso es ser Pedro Almodóvar”.

16
comentarios
10182 visitas
Notificar errorTengo más InformaciónEnviar a un amigoImprimirReducir cuerpo de letraAmpliar cuerpo de letra 0
Comentarios 16

Normas de participaciónAñadir comentarioSiguienteÚltima
LA VANGUARDIA

No hay comentarios: