miraCLIKEA para ver galeria de fotos CLIK .LAURA LEGAZCUE bailarina y coreografa fotos-OREMOS POR NUESTRO PAIS-
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua)------------------la primer CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua) que fue jurado del Metropolitano de Tango y del Jurado Mundial ,por merito propio,ahora seleccionada como "maestra reconocida mundialmente",dara un Seminario de Alta Intensidad en el Mundial.No solo es futbol mundial el Uruguay."Tanguera Ilustre de Buenos Aires" "Condor de Oro de San Luis,Argentina....Quien es? L.L. pasion,voluntad y tecnica.Tecnica,voluntad y pasion.Abriendo caminos para Uruguay,embajadora cultural de este Paisito que es un gran Pais con mayuscula. -------------------------------------------------------------- Ver .The one,en Apoteosis Tanguera,España..........................................................................................................................

viernes, 25 de noviembre de 2011

Tratamiento de observación y espera para la próstata The New York Times Jueves 24 de Noviembre del 2011 | 22:52 Email Print Por Jane E. Brody The

Tratamiento de observación y espera para la próstata
The New York Times
Jueves 24 de Noviembre del 2011 | 22:52


Email
Print

Por Jane E. Brody
The New York Times Syndicate
Al tiempo que estalla la polémica con respecto a si a los hombres deberían someterse a revisiones para detectar el cáncer de próstata con la prueba de sangre PSA (antígeno prostático específico), la experiencia de un hombre octogenario sugiere una alternativa a una simple respuesta afirmativa o negativa, así como opciones para la prevención y tratamiento que hombres de todas edades pudieran considerar.
El hombre, prominente neoyorquino que por razones profesionales solicitó que su nombre no fuera publicado, sabía que la prueba PSA no estaba recomendada como prueba de detección para hombres mayores de 75 años o para cualquier hombre con una expectativa menor a 10 años. Pero, aunque tenía 82 años en ese momento, dijo: ''Yo insistí. Sentía que la edad no tenía nada que ver en eso’'.
Actualmente de 85 años, explicó en una entrevista: ''Tiene que ver con cómo te sientes, no cuántos años tienes. Me siento de 60. Estoy lleno de vigor. Con mi nivel de energía, mi perspectiva de la vida, las 12 horas de trabajo que hago cada día y las muchas actividades culturales de las que gozo, paso por alto mi edad. Además, no quería correr riesgo alguno de que el cáncer de próstata se interpusiera en todo esto’'.
Se sometió a la prueba, y cuando su lectura de PSA llegó a cerca de 5, optó por someterse a una biopsia (4 es el límite al que los médicos suelen recomendar el procedimiento). Se encontró un cáncer en sus primeras etapas en un lado de la glándula. Análisis posteriores revelaron un puntuación Gleason de 7, lo cual sugería que el cáncer era un tanto más agresivo que de lento crecimiento.
No fue considerado buen candidato para cirugía y de todos modos él no lo habría querido, pero tampoco estaba emocionado ante la perspectiva de tratamientos de radiación.
Más bien, consultó al Dr. Aaron E. Katz, director del Centro de Urología Holística del Centro Médico de la Universidad de Columbia y autor de ''La guía defensiva para el cáncer de próstata’'. El enfoque de Katz hacia esta enfermedad pudiera describirse como ''más es menos’'; para la mayoría de los hombres con cáncer en sus primeras etapas que no son particularmente agresivos, siga el enfoque menos invasivo.
Eso podría ser lo que Katz conoce como ''vigilancia activa con posible intervención demorada’' si el cáncer empieza a crecer, o para alguien como el anciano neoyorquino que quería eliminar el cáncer, un procedimiento relativamente nuevo conocido como criocirugía.
¿QUE ES VIGILANCIA ACTIVA?
El cáncer de próstata es sumamente común. La enfermedad puede hallarse en hasta 30 por ciento de los hombres mayores de 50 años. La mayoría de los varones que lo desarrolla no muere a causa de esto; más bien, muere con él, a menudo sin saber que estaba presente.
El desarrollo de la prueba PSA y su uso generalizado incrementó marcadamente el diagnóstico de esta enfermedad, a menudo de casos que nunca se habrían convertido en un problema clínico.
En ese tipo de casos, los médicos pudieran sugerir una ''espera atenta’'; esto es, vigilancia repetida de la próstata sin tratamiento, a menos que el cáncer empiece a progresar.
La vigilancia activa, dijo Katz, puede aplicarse a hombres con un PSA menor a 10 puntos y un puntaje Gleason por debajo de 7 que tengan la enfermedad en su primera etapa y no exista evidencia de cáncer más allá de la próstata. Describe el enfoque, más bien poco convencional, de la siguiente manera:
- Haga cambios en la dieta que incluyan una reducción o eliminación de carne roja y productos lácteos y coma muchos vegetales.
- Tome suplementos de ácidos grasos omega-3, vitamina D y agentes herbales con propiedades antiinflamatorias.
- Adopte un programa de ejercicios que incluya ejercicio aeróbico tres veces por semana.
— Practique un método de reducción de estrés como yoga o meditación.
- Sométase a una prueba PSA cada tres a cuatro meses y examen de tacto anal cada seis meses,
- Repita una biopsia de la próstata cada 12 a 24 meses.
Si bien faltan pruebas definitivas, los cambios en la dieta y la conducta que él sugiere se fundamentan tanto en la observación como en estudios clínicos que los han vinculado con un riesgo menor de padecer una forma de cáncer agresiva y morir de la enfermedad. Por ejemplo, en 1993, Edward Giovannucci y colegas de la Facultad de Salud Pública de Harvard documentaron una relación entre el alto consumo de carne roja y un mayor riesgo de padecer cáncer de próstata avanzado entre 51,529 hombres que, al principio, habían estado libres de cáncer.
En otro estudio del mismo grupo de hombres seguidos por hasta 16 años, Giovannucci y sus coautores encontraron un riesgo menor de cáncer de próstata avanzado y fatal entre quienes consumieron mucha salsa de tomate, rica fuente de una sustancia conocida como licopeno, y quienes participaron en niveles mayores de actividad física vigorosa.
Para los pacientes que optan por la vigilancia activa, Katz recomienda el pescado, particularmente pescados aceitosos de mar como el salmón, trucha alpina o salvelino, macarela del Atlántico y sardinas, como la mejor fuente de ácidos grasos omega-3. Entre otros alimentos protectores que, dijo, pueden estabilizar o reducir niveles de PSA y la progresión del cáncer están frutos de color intenso como la granada, uvas rojas, té verde, linaza y nuez de castilla.
Además, exhorta a los hombres a que incrementen considerablemente su consumo de vegetales, particularmente los vegetales crucíferos como el brécol, col, col de Bruselas, coliflor y col rizada, así como otros vegetales de hojas verde oscuro como la espinaca y la acelga.
Este enfoque dietario puede fomentar la pérdida de peso, importante porque los hombres obesos tienen mayores probabilidades de padecer cánceres de próstata agresivos, y también brindar protección contra enfermedades cardíacas, el principal asesino de hombres estadounidenses.
En cuanto a suplementos, Katz dijo que debido a que más de 75 por ciento de los hombres presenta una deficiencia de vitamina D, él empieza con una toma diaria de 2,000 a 3,000 unidades internacionales para normalizar los niveles de la sangre. Otros suplementos que él ha encontrado útiles en términos clínicos son el AHCC, combinación de hongos medicinales que mejoran la respuesta inmunológica, y Zyflamend, combinación de 10 extractos herbales con propiedades antiinflamatorias que, con base en estudios de laboratorio y los primeros estudios clínicos, él y otros creen que puede contrarrestar lesiones precancerosas de la próstata y reducir la propagación del cáncer a los huesos.
CRIOCIRUGIA, OPCION TERAPÉUTICA
Muchos hombres que descubrieron a través de pruebas PSA que tienen cáncer de próstata se muestran reacios a demorar un tratamiento definitivo. Sin embargo, los procedimientos más comunes – eliminación quirúrgica de la próstata y radiación – pueden ser excesivos para hombres con la enfermedad en las primeras etapas y resultan con frecuencia en dos problemas debilitantes: incontinencia e impotencia.
Katz es uno de aproximadamente 50 urólogos en centros académicos por todo Estados Unidos que se especializan en criocirugía, procedimiento de consulta externa cubierto por el programa Medicare en el cual solo se congela la parte enferma de la próstata, evitando tejido sano y evitando serios efectos secundarios. Si la enfermedad recurriera, se puede repetir el procedimiento.
El neoyorquino de 85 años se sometió a criocirugía y aún sigue las recomendaciones de Katz, hasta ahora sin evidencia de recurrencia del cáncer o proliferación.
''Estamos tratando excesivamente a muchos hombres en este país con nueve semanas de radiación que le cuesta a Medicare 50,000 dólares y con cirugía robótica con máquinas que cuestan 2 millones de dólares’', notó Katz. ''Se tiene que detener esto. Necesitamos normas con respecto a quién debería recibir tratamiento. Y antes de se practique una prueba PSA, los pacientes tienen que ser educados con respecto a lo que significa la prueba realmente y a qué puede conducir’'.
Estas últimas palabras fueron repetidas en cuatro artículos publicados recientemente en línea por la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra, lo cual sugiere un uso más discriminatorio del PSA.
Leer más: Sociedad, cancer, cáncer de próstata, New York Times, salud, Jane Brody


Email
Print
¿Qué sentís?

100 %Me Importa 0 %Me Gusta 0 %Me Aburre 0 %Me da igual 0 %Me Indigna
Compartir el vo

TN

No hay comentarios: