miraCLIKEA para ver galeria de fotos CLIK .LAURA LEGAZCUE bailarina y coreografa fotos-OREMOS POR NUESTRO PAIS-
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua)------------------la primer CHARRUA( uruguaya ,oriental o yorugua) que fue jurado del Metropolitano de Tango y del Jurado Mundial ,por merito propio,ahora seleccionada como "maestra reconocida mundialmente",dara un Seminario de Alta Intensidad en el Mundial.No solo es futbol mundial el Uruguay."Tanguera Ilustre de Buenos Aires" "Condor de Oro de San Luis,Argentina....Quien es? L.L. pasion,voluntad y tecnica.Tecnica,voluntad y pasion.Abriendo caminos para Uruguay,embajadora cultural de este Paisito que es un gran Pais con mayuscula. -------------------------------------------------------------- Ver .The one,en Apoteosis Tanguera,España..........................................................................................................................

miércoles, 4 de enero de 2012

LOS PRECIOS DE PUNTA DEL ESTE Y POLEMICA POR PRECIOS EN BRASIL

LOS PRECIOS EN LA NOTA ESTAN EN PESOS ARGENTINOS

---Punta del Este no cambia: comer está carísimo para los argentinos
Sábado 31 de Diciembre de 2011 08:18:47 | Muchas familias consumen los víveres que llevaron desde sus casas. Los desprevenidos están perdidos. Una Coca a 43 pesos.


Javier y Natalia se quejan de los precios en La Mansa. /Foto: La Nación | Ampliar imagen

Los chicos acaban de llegar del mar con hambre y van directo a la heladerita. Agustina González Chávez, madre de tres de ellos, se encarga de abrirla y les reparte algunas frutas.

Otros abren un paquete de galletitas o toman una botella de agua mineral. Los sándwiches de pollo y tomate que trajo la familia De la Arena ya se acabaron. Los habían armado con lo que quedaba del pollo con papas que compraron para la cena del día anterior en una rotisería.

"Con 50 dólares hicimos dos comidas para los cinco", cuenta Javier de la Arena, que trabaja en Buenos Aires en una multinacional de cosméticos, y que pasa las vacaciones en Punta del Este desde los cinco años. Este verano para con su mujer e hijos en un tiempo compartido, en Rincón del Indio, y como los precios están mucho más caros cambiaron algunos hábitos: tratan de no comer afuera y aprovechan la comida comprada al máximo o se la rebuscan y en vez de comprar lomo, eligen una colita de cuadril.

En una recorrida por distintas playas de la costa esteña, las familias argentinas con chicos consultadas coincidieron en algo: Punta del Este está decididamente muy caro para los desprevenidos, aunque para el que conoce dónde comprar o comer, las vacaciones pueden costar algo más razonable, o por lo menos tanto como en Cariló o Pinamar.

Los Del Carril, amigos de los De la Arena, alquilaron con otras familias argentinas -son doce en total- una casa entre Montoya y Manantiales.

"El consejo es no comprar en La Barra, salvo cuando te quedés corto de algo. Nosotros madrugamos y nos vamos al mercado y a la feria de Maldonado para comprar frutas y verduras, ahí en avenida De los Gauchos y Artigas. Son buenas y baratas", explica Fernando Del Carril, padre de tres chicos de 14, 10 y 9 años, que trabaja en una empresa de consumo masivo.

Es que la diferencia de precios, muy abrupta en algunos casos, sobre todo según de qué lado del puente de La Barra se esté, es la regla y no la excepción. Un simple ejemplo: una Coca puede costar 14 pesos argentinos en un quiosco; 24, en un bar, y 43, en la playa Bikini.

"Sólo vale el Franklin"

"En Punta del Este, las cosas valen más o menos lo mismo que siempre, pero lo que mata es el tipo de cambio", comenta Fernando. Javier De la Arena, sentado en una reposera a su lado, se ríe, y dice: "El gran consejo es que se no vengan con pesos argentinos porque el Roca acá no vale nada. Acá sólo vale el Franklin".

Agustina González Chávez se suma a la conversación y apunta que el año pasado el peso argentino se tomaba a casi 5 uruguayos y que hoy eso bajó a 3,50.

Sí: la moneda es otro factor por observar este verano. Porque si bien en la mayoría de los comercios aceptan al peso argentino, no todos lo toman al cambio oficial ($ 1= $U 3,50). En el supermercado de José Ignacio, por ejemplo, los aceptan a regañadientes y, días atrás, lo tomaban a $U 3,30.

La moneda del Este, sin dudas, es el dólar. En los últimos días, su valor se apreció unos diez centavos, luego de sucesivas bajas en relación con el peso uruguayo. Y para cambiar, más que las casas de cambio, las familias consultadas aconsejan cambiar directamente en un supermercado grande, como las cadenas El Dorado o Tienda Inglesa, pero no en un mercado chico.

De todas maneras, con la restricción en la Argentina a la libre compra del dólar, lo que más conviene es realizar la mayor cantidad de gastos con tarjeta de crédito. En Buenos Aires, el saldo de las tarjetas lo convierten a pesos a la cotización oficial del día.

La familia Irigoyen, de La Plata, elige a Punta del Este como lugar de descanso desde hace siete años. "Si sabés dónde ir a comprar o dónde ir a comer, Punta del Este cuesta más o menos lo mismo que Pinamar o Cariló", dice Gerardo Irigoyen, mientras disfruta del día junto su mujer Alejandra y su hijo Fausto en las playas de Solanas.

Al lado, está sentado Ricardo Martín, amigo suyo desde la infancia. "Si hacés vida tranquila, de familia, es así. Ahora, si salís a almorzar y a cenar todos los días, te sale una fortuna", afirma.

Para ir a comer recomiendan el Club de Pesca, donde una familia puede comer bien, con vino incluido por 100 dólares, o un clásico como las chiviterías La Pasiva, Rex o Medio y Medio, donde un chivito y una cerveza de litro pueden costar unos cien pesos argentinos. Más barato que eso es poco lo que se consigue por estas playas.

Y para los turistas que buscan buena comida preparada, los Martín apuntaron que el supermercado Devoto es ideal: anteayer consiguieron un kilo de paella, con langostinos incluidos, y hecha en el día, a sólo 490 uruguayos, unos 140 argentinos.

"Comemos en casa lo que trajimos de Buenos Aires"

Si hay un rubro que mencionan los argentinos a la hora de hablar de precios son los alimentos. Y no sólo para comer afuera, sino también en los supermercados.

Javier y Natalia son de veranear con sus hijas de 2 y 5 años en Punta del Este la segunda quincena de diciembre, en un departamento del que son propietarios. Durante los días de descanso en La Mansa, lejos de Buenos Aires, donde viven, se encontraron con algunos precios "bastante caros", si se decidían a comer en paradores de playa o los restaurantes de la Punta.

"Hace unos días picamos algo en el parador de acá de La Mansa. Por cinco licuados, un tostado napolitano, unas fritas y unas miniaturas de pescado nos cobraron 1800 uruguayos, unos 100 dólares, carísimo", cuenta Javier. De todas maneras hace la excepción de los restaurantes que no están en la Punta y los paradores.

Por ejemplo, una buena opción les resultó cenar en la chivitería La Pasiva, donde pagaron unos 800 uruguayos (unos 230 argentinos) con propina incluida. ¿El menú? Una pizza, cinco panchos, un chivito, dos aguas y una cerveza.

"Igual tratamos de comer mucho en casa e incluso trajimos cosas desde Buenos Aires, como fideos, arroz o galletitas", dice Natalia.

Pero lo que más les llamó la atención son los altos precios en la playa a diferencia de los precios de góndola: un helado, a 17 argentinos, cuando en el quiosco sale 5; el agua a 29, cuando en el supermercado sale 5. "La recomendación entonces es comprar las cosas en el súper y traerlas directamente a la playa", apunta él.

Yanina Lanciani, una sanjuanina que está de vacaciones junto a su marido y sus dos hijas, no está tan segura del aumento de precios. Primero descarta la ropa, porque la ve a un precio similar, también los alquileres porque "están más o menos igual". Pero cuando piensa en las compras para la casa cambia de parecer.

"En el supermercado sí vi que estaba más caro. Llegamos hace cuatro días e hicimos una primera compra chica en que gastamos 600 pesos argentinos. Por los menos un 10 o 15% más que hace dos años", dice recostada sobre un reposera. En los productos donde notó una mayor diferencia fueron los lácteos. Ella aconseja firmemente traer dólares y cambiarlos aquí por pesos uruguayos. "El peso argentino no vale nada acá", sentencia.

Y menciona el problema de la inflación en San Juan: reflexiona si tal vez no se da cuenta si está caro Punta del Este, porque ya se está acostumbrando a la suba de precios allá en su provincia.


Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1437014-los-precios-le-ponen-calor-a-la-temporada



| Compartir: | Tamaño texto: | Enviar:


TE PUEDE INTERESAR
Las vacaciones de Tinelli y Sol Calabró en Punta

Los indignados de EE UU ahora le apuntan al Congreso

Los Rolling Stones festejan su cincuentenario con gira mundial

Estela Carlotto reconoció que el caso Noble "quedó resuelto por ley"

Cuatro alimentos que los expertos no comerían jamás

Horarios de bancos y comercios

Cristina esquivó a Río Gallegos por los líos y ya está en Calafate para recibir el nuevo año

Seis señales claras de que él está interesado

Tu horóscopo para hoy

Se confirmó el rumor: se separa Katy Perry

Un tucumano armó un video sobre argentinos en Londres

Tragedia en Brasil: mueren cinco argentinos en un accidente de tránsito
CONTEXTO

----
MUCHOS COMENTARIOS EN CLARIN AL PIE DE ESTA NOTA POLEMIZAN QUE BRASIL ESTA IGUAL O MENOS QUE LA COSTA ARGENTINA
VER EN CLARIN LOS COMENTARIOS


VACACIONES
En Brasil y Uruguay se gasta el doble que en la Costa argentina
POR PEDRO GIANELLO; ALDANA FERNÁNDEZ SANDERS
Es lo que les cuesta a los turistas el consumo cotidiano. Lo padecen sobre todo quienes no pudieron comprar pesos uruguayos o reales en el mercado oficial, porque en el paralelo pierden hasta el 31%.
IMÁGENES

BAJO EL SOL. AMIGOS DISFRUTAN DE UNAS COPAS DE VINO, AYER EN LA PLAYA BIKINI DE MANANTIALES, EN PUNTA DEL ESTE. LOS PRECIOS URUGUAYOS SON HASTA 115% MÁS ALTOS QUE EN MAR DEL PLATA.
COMPARTIR
Votar1Email0
Compartir

8
RELACIONADAS
Conviene pagar con tarjeta o hacer extracciones por cajero automático
“Por cualquier cosa te piden 200 pesos”
Timo y Boscko, los perros de la AFIP que detectan dólares
MÁS
ENCUESTA
Por los precios, ¿evalúa cambiar su lugar de veraneo?

No
VOTAR
VER
ETIQUETAS
vacaciones, Costa argentina, Brasil, Uruguay, gastos
- 04/01/12 - 02:11
El día a día para los turistas argentinos en Brasil y Uruguay es más del doble de caro que para los que eligieron la costa argentina. Comer y beber en Florianópolis cuesta casi el 95% más caro que en Mar del Plata, y en Punta del Este más del 115%, según un relevamiento de Clarín. Con Pinamar la diferencia es algo menor, ya que esta ciudad está un 21% más cara que La Feliz.


Las diferencias de precios varían según el producto e incluso en Florianópolis hay cosas con valores similares a los de las playas argentinas. Pero la gran diferencia la hace, por ejemplo, ir a cenar en un restorán (ver Los precios...).


Algunos ejemplos: un porrón en un bar marplatense cuesta 22 pesos y en Punta del Este trepa a 55. Una cena para dos personas, que en Mar del Plata se paga 210 pesos, en Punta del Este cuesta 410 pesos y en Florianópolis, 520. El combustible es otra variable de ajuste: en Florianópolis el litro de nafta sale 7 pesos y en Uruguay, 10 (el doble que en Argentina).


En veranos anteriores, la explicación principal de este fenómeno era que las monedas uruguayas y brasileñas se revaluaban ante al dólar y el peso argentino se devaluó. Pero ahora la principal causa es otra. La dificultad aparece para quienes llegan con moneda argentina: aunque los números oficiales marcan 4,60 uruguayos por cada peso argentino, en la práctica las casas de cambio pagan 3,50; es decir, se pierde el 31%.


“Hay más argentinos que traen su moneda, a diferencia de otros años que venían con dólares. Pero llegan sabiendo ya que el cambio no los beneficia, no hay sorpresas”, dice Valeria Pinas, de la casa de cambio Varlix, sobre Gorlero.


“Compré pocos pesos uruguayos, como para tener algo encima. Vine advertido: me recomendaron usar la tarjeta para aprovechar el cambio oficial de los bancos”, cuenta Emilio Capocchio, que llegó a Punta del Este el primer día del año y se quedará todo el mes.


En el supermercado se pueden encontrar precios más accesibles, pero de todas formas superiores a los de otros años: una leche chocolatada chica se consigue por 7 pesos en La Barra, y las gaseosas de 1,5 litro, a 18 pesos.


Si bien la mayoría de los restoranes, supermercados y hasta estaciones de servicio aceptan pesos argentinos, muchos comerciantes se aprovechan para hacer la diferencia con el cambio: lo toman aún por menos que las casas de cambio, a 3,30.


En Florianópolis el cambio desfavorable también se siente. Ayer, un mozo le preguntaba a dos parejas argentinas que terminaban un sandwich en un restorán del centro de Canasvieiras si querían algo más para comer. La respuesta fue clara: “Sólo si viene otra hamburguesa de regalo”.


Según los recién llegados a esta ciudad del sur brasileño, la gastronomía está un 10% más cara que el año pasado. Pero además, explicaron que se les complicó conseguir reales al cambio oficial, que ayer cerró en 2,33 pesos por real. En algunos cruces de frontera terminaron pagando hasta 2,80, un 17% más caro.


“Sabíamos que la compra de reales en la frontera estaba más cara, entonces decidimos comprarle a un arbolito en el centro de Canasvieiras a 2,75 por real”, cuentan Adrián (28) y Carolina (28), que viajaron en micro desde Córdoba.


Un grupo de cinco jubilados en el Mercado Público del centro de Florianópolis le contó a Clarín la clave para que no salgan tan caras las vacaciones en Brasil. “Los reales hay que traerlos de casa. Ni comprar en la frontera, ni acá, aunque lo ideal hubiese sido venir con dólares para no perder en el cambio”, dicen Osvaldo y Enrique, mientras almuerzan unas empanadas a 5 reales, unos 11 pesos.


En las casas de cambio del centro de la ciudad, un real se consigue por 2,60 pesos. Pablo Hernández, por ejemplo, que viajó desde Chaco con su mujer y su hija, prefirió usar el tipo de cambio que le daba el cajero automático, unas décimas más de 2,60.


Para los más austeros, comer en la playa parece ser la opción. Ahí vale el “todo por tres reales” (8 pesos), ya que por ese valor los vendedores ambulantes venden latas de cerveza, choclos y gaseosas. Sin embargo, los precios del centro de Florianópolis son bastante más caros: una cena para dos (sin vino) pisa los 200 reales (520 pesos) y el medio litro de cerveza cuesta 9 reales, 23,40 pesos.



COLABORARON: VICTORIA DE MASI (Desde MAR DEL PLATA) Y FERNANDO SORIANO (Desde pinamar)

CLARIN
COMENTARIOS POLEMICOAS VER

No hay comentarios: